CRISTALES, CUARZOS Y GEMAS

Aprendamos a conocer la energía de los CRISTALES, GEMAS, CUARZOS en que nos ayudan y a que nuestro cuerpo sienta esa MAGIA: Brindemos a nuestro cuerpo esa energía sorprendente.

Usemos nuestros pensamientos, las manos, el corazón y la conciencia elevada para inducir a la curación...                                                                                                                                                                                           

Las piedras preciosas  y semipreciosas destellan de luz y color.
Al proceder de la TIERRA, están vinculadas con la energía del cosmos como símbolo de poder espiritual y pureza,  se les atribuyen poderes curativos y protectores. Han sido usadas durante siglos como señal de estatus.

AUDALIA





Con su pálida iridiscencia  la piedra de LA LUNA se asociaba con este astro y con los amantes vinculada también a la fertilidad las mujeres árabes se la cosían a sus túnicas era famosa igualmente por regular el ciclo menstrual.

CRISTAL DE ROCA

Símbolo de pureza era muy importante en la magia de ahí las bolas de cristal y los cuentos populares sobre zapatillas de cristal mágico su reputación de almacenar y transmitir energía lo convierte en instrumento de curación y meditación.

GRANATE

Gema protectora popular desde la edad del bronce  repele la negatividad protege contra la depresión e inspira  valor tradicionalmente simboliza energía devoción y fidelidad.

AGUAMARINA





En la antigüedad se creía que esta piedra encerraba la energía del mar  así los marinos la llevaban para protegerse en los mares agitados  se asocia con la creatividad  la comunicación la autoconciencia y la confianza.

PERIDOTE

Emblema de fama fuerza y energía es la piedra natalicia de los nacidos en agosto en la mitología hawaiana representa las lagrimas de pele dios de los volcanes.

TOPACIO

Simboliza la perfección  gradual del espíritu  y el progreso hacia la sabiduría divina y representa el alma liberada del confinamiento del cuerpo.                                                                                
Los cristales son la máxima expresión  del reino mineral se encuentran en un estado evolutivo  perfecto dentro de su reino  su luminosidad  es prueba de su evolución en un cristal todas sus moléculas vibran a una misma frecuencia y estas se encuentran vibrando en perfecta armonía  con el pulso del universo y es a través de su perfección molecular que nos inspira a desarrollar en nosotros esa misma propiedad que ellos mismos poseen  reflejan la luz sin transformarla.